18 octubre 2008

Pez, El Ojo Vicioso y el recuerdo recobrado

El Ojo Vicioso

Ayer a la noche fui a ver un recital de Pez con mis amigos Ruso y Li. Fue emocionante y bien hard. Un minimal rabioso y algo entreverado con la gordura, los Cadillacs y la vejez. Pero paradójicamente vital, muy vital. Y, ¿a qué viene esto? Bien, a que me hizo recordar aquellos años de El Ojo Vicioso, mi entrañable banda de rocanroll. El ojo Vicioso y esos años llenos de energía y muchas ganas de hacer música, de ir cada día un poco más allá de nuestras posibilidades musicales. Una exploración senso-musical de los márgenes y los límites. Años de descubrimientos identitarios por un lado, y nocivos, tóxicos, por otro. Una época en la que la arrolladora potencia de la edad y la música se amalgamaban, en mi caso, con la literatura y la poesía. Otra expanción senso-emocional.
También recordé lo que es cantar y pretender que los que están abajo del escenario, detrás de la pared, escuchen lo que uno tenía para decir. Cantar y ser escuchado, básico. Pero chino, muy chino. La gente no quiere escuchar, quiere aturdirse, ensordecerse, ahogar la desesperanza o la simple idiotez por un rato, sólo por un rato, para luego volver a sus casitas de niños y comprobar que el mundo ideal de la cama caliente y la comida segura al otro día, es una constatación que tranquiliza. Es como saber que durante la noche y por unas horas se produce la maravillosa conversión hacia un Jack de cotillón muy fumado para volver, con el advenimiento del día, a ser un Mr. Hyde coqueto y desprolijo.
En fin, el caso es que Mínimal y Pez me trajeron de las profundidades del olvido a El Ojo Vicioso, me devolvieron el recuerdo de lo que significa tocar para 50 0 70 personas en un pub, con mal sonido, con gente parada y casi sorda, pero también con músicos fantásticos y perdidos en esa bóveda de tiempo en la que la vida nos muestra los dientes y nos ofrece todos los infiernos en un abrir y cerrar de ojos.
Conrado Yasenza
Octubre 2008, ah, 18.

2 comentarios:

naturline dijo...

Fantástico blog me gusta me ha aireado mi imaginación y pensamiento estancado, muchas gracias por su edición con tan buen gusto felicidades, reciba un abrazo.

thomasmmoro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.